Obispo

Published on 17 diciembre 2015 | by Monseñor Víctor Hugo Palma Paúl

IV Domingo de Adviento (C)

Palabra, Espíritu y Vida.

En aquellos días, María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel.

Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: «¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre!

¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno. Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor».

Mensaje de Monseñor Víctor Hugo Palma, Obispo de la Diócesis de Escuintla, para el IV Domingo de Adviento (C) Lc 1, 39-45.

Palabra, Espíritu y Vida.



*** ***

Enlaces de interés:

Para suscribirse al podcast con un podcatcher.
¿Qué es un podcast y cómo funciona?

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑