Reflexiones

Published on 29 marzo 2016 | by Pepe Barrascout

Niños y tecnología: 10 cosas que debes saber

Sepa como educar a sus hijos sin privarlos de las nuevas tecnologías.

¿Quién no se ha sentido perdido, frente a los mas variados tipos de pedidos hechos por los niños en cuanto acceso a las nuevas tecnologías?, – Papá, ¿me presta su celular?, – Mamá, ¿me compra un celular para mi?, todo el mundo tiene uno. – Mamá, quiero jugar en la computadora, – Papá, ¿aún no compras mi tablet?. – Abuelo, ¿me deja ver un video en Youtube?. Sonidos extraños que salen del celular y lo más preocupante, aquel silencio en casa y en el restaurante.

Todos esos pedidos e invasiones a su tranquilidad, son señales de una nueva realidad a la cual, rápidamente, padres y responsables, se ven inmiscuidos, o mejor, arrastrados. Los niños, además de dominar diversas herramientas tecnológicas, poseen un poder de persuasión que sólo quien convive con ellos, sabe bien. El hecho es que, cuando menos se espera, ya se está listo para dar el celular de última generación, o le han pedido la tablet o la computadora sin  haber tenido tiempo y condición para reflexionar sobre el impacto de la nueva tecnología en la vida de los niños.

Cuestiones como la edad correcta para que el niño obtenga un celular, o la verificación de uso, recomendada por el fabricante del juego electrónico y el respecto o no a tal clasificación, parecen imposibles de ser respondidas en un primer momento, teniendo en cuenta la velocidad meteórica con que los niños tienen acceso a los medios. Afortunadamente, muchos investigadores y especialistas en el área, han estudiado el asunto e insisten en hacer hincapié en que todas esas cuestiones deben ser tomadas en consideración a la hora de responder a las innumerables demandas de los niños, pues administrar el uso y el acceso a las nuevas tenconologías es lo que garantizará una saludable maduración de los pequeños.

Ja se sabe hoy, que el uso del internet, afecta la forma de pensar de los niños. Nicholas Carr, escritor de tencología, utiliza una metáfora muy apropiada para ejemplificar la diferencia, entre el hábito de la lectura y el uso de internet. La lectura de los libros funciona como un baño en el mar, la persona queda inmersa en una quietud, con la visión restringida, con pocas distracciones siendo necesario concentrarse y pensar profundamente en un número limitado de informaciones disponibles; ahora en el uso del internet, es como un paseo en jet-ski, donde se navega en alta velocidad, solamente en la superficie del mar, teniendo la playa a la vista, con sus innumerables distracciones y donde sólo se puede concentrar fugazmente en una cosa.

Medir el efecto en los niños, del uso de las nuevas tecnologías, es complicado, pues hay tantos beneficios como costos asociados. El cerebro de los pequeños aún está en formación y su exposición, demasiado pronto al mundo virtual, así como a la frecuencia de su uso, pueden traer avances o retraimientos en ciertas áreas del desenvolvimiento cerebral. Por lo tanto, como diría Jorge Ben Jor, “la prudencia y el caldo de gallina, nunca hicieron mal a ninguno”.

Si usted se identifica con las situaciones arriba expuestas y quiere leer las respuestas a algunas dudas, sobre el uso de las nuevas tecnologías, aquí van diez consejos para facilitar esta noble misión:

  1. Sepa lo que los niños están viendo en internet, más de 1/3 de los sitios de internet son sobre pornografía y la pornografía envicia, además de no ser la mejor manera para los niños, para entrar en contacto con la sexualidad. La misma cosa sucede con los juegos en línea, los cuáles ademas de crear vicio, pueden traer prejuicios financieros. A pesar de que aún no se ha clasificado como trastorno mental por las agencias especializadas en la salud, ya hay institutos que estudian a profundidad, el vicio de estar siempre en internet.
  2. Defina los horarios destinados a las nuevas tecnologías, respetando las actividades diarias básicas, como beber agua, comer y estudiar, leer un libro o jugar con otros amigos. El niño aún no está lo suficientemente maduro para tener control sobre la hora en que debe parar de jugar, de ver el celular o de salir de internet.
  3. Cuide el cerebro de los niños, ya que aún está en formación, acompañando y conociendo las aplicaciones y juegos a los cuales tiene acceso. Hay una similitud de los daos en el cerebro de las personas adictas con los vicios en internet, por lo tanto, manos a la obra.
  4. Valorice las actividades que suscitan una mayor socialización, los niños precisan interactuar también cara a cara, no sólo a través de celulares o computadoras, pues están en la fase de aprendizaje de las habilidades sociales y el comportamiento de esta forma aprendido, podrá traer complicaciones futuras.
  5. Respete las reglas de clasificación de la edad para los juegos electrónicos, videos, acceso a sitios web, cuentas de correo electrónico y redes sociales. A pesar de la edad del niño, no es el único criterio para tomar en cuenta su madurez y no deja de ser importante.
  6. Observar el acceso a internet de los dispositivos, en cuanto al celular, además de observar la edad y la capacidad del niño, para usar el aparato, se debe prestar atención al hecho de que el dispositivo da acceso a otras funcionalidades como redes sociales, internet, juegos y videos. Hay ahí otro cuidado que debe ser tomado en cuenta, en lo que se refiere a la seguridad de los niños, pues el celular es uno de los ítems mas robados, por lo tanto, busque la simplicidad en la hora de comprar el aparato para el niño.
  7. Administre de cerca, los gastos hechos por el niño, en el uso del aparato celular. De preferencia con un plan prepagado y prepare, junto con él, el presupuesto, dando siempre un límite a estos gastos.
  8. Utilice contraseñas en el celular, la computadora, la televisión, para permitir o no, la descarga de aplicaciones, así también acompañe y observe los juegos, en los que el niño participa, sabiendo si son o no apropiados a su edad, así como los programas televisivos a los cuales estará expuesto.
  9. Incentive el hábito de la lectura de libros, preferentemente en la compañía de alguien querido. Es verdad que, la lectura desarrolla la reflexión, el pensamiento crítico, aumenta el vocabulario y contribuye en la resolución de problemas, los medios visuales, a pesar de ser mas seductores e interactivos, no desenvuelven con la misma calidad, estas habilidades, que continúan siendo mejor desarrolladas en la educación convencional.
  10. Deje a su hijo tener acceso a las nuevas tecnologías, cuando son bien administradas, con las reglas claras y con un acompañamiento adulto, traerán beneficios y motivación para el niño, para que aprenda a través del mundo virtual. Estudios demuestran que ciertos estímulos proporcionados por el uso de algunos juegos de video, ayudan al desenvolvimiento mental de los niños.

Espero que estos consejos le ayuden a administrar de mejor forma, las nuevas tecnologías con los niños, y por qué no, le hayan ayudado a pensar en la forma como usted las usa, pues de que sirve obligar a los niños a cumplir horarios y a respetar la clasificación de edad de videos y juegos si los adultos no salen del mundo virtual. Pues en materia de seres humanos, aún continúa valiendo la máxima del filósofo Séneca: “Es importante enseñar las teorías, pero es mas breve y eficaz hacerlo con el ejemplo”.

Niños y Tecnología


| 29 marzo 2016 | Reflexiones



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑