Nuestra Fe

Publicado el 20 abril 2019 | por Pepe Barrascout

Oficios de la Santa Cruz

Oficios de la Santa Cruz
Tu Palabra me da vida

 
 
00:00 / 29:55
 
1X
 

El Viernes Santo, día en que conmemoramos la pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo, como parte de la celebración del Triduo Pascual, es el único día en todo el año, en que no se celebra la Santa Misa. Sin embargo un día tan importante, no podía quedar sin pensar, meditar y adorar a Dios.

El Viernes Santo se celebra el Oficio de la Cruz, ese instrumento de tortura, que Jesús convirtió en un signo de amor y en la llave que nos habre la puerta al cielo y por eso nos pide que tomemos nuestra cruz de cada día y lo sigamos. Debemos pasar pues, por la cruz, para poder disfrutar de la Gloria eterna.

El día de hoy, Monseñor Víctor Hugo Palma, Obispo de Escuintla, con las vestiduras rojas, que como sabemos es el color que en la liturgia, se reserva para los mártires, al inicio de la celebración, se postra en el suelo, con las manos en el rostro, ante la cruz, como una muestra de humildad y junto al Obispo, todos debemos de meditar la importancia del Viernes Santo en la historia de la salvación.

Seguidamente, se proclama el Evangelio de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, según San Juan, que con esa riqueza del texto, nos debemos de sentir interpelados y aprovechar este tiempo para reflexionar y convertirnos, porque aún no es tarde. No esperemos hasta el último momento, que bueno es poder amar a Dios desde temprana hora en nuestras vidas.

El altar permanece desnudo y el Sagrario abierto, desde el Jueves Santo, recordando el momento tremendo de la Pasión del Señor. Pero es un momento de tremenda misericordia y es gracias a esta misericordia y al amor de Dios, que hemos sido salvados.

Este día veneramos la Santa Cruz, desde donde Jesús irradió tanto amor y misericordia a todos y que nos deja como símbolo de amor. El ritual se desarrolló con cuatro fases: las lecturas correspondientes a este día; el oficio de la cruz, con gestos de exaltación o adoración del signo por excelencia del triunfo para siempre de Cristo sobre la muerte; la oración universal y la comunión. Recordemos que las hostias son las que han sido consagradas el Jueves Santo y que se han mantenido en reserva en el huerto.

Terminada la liturgia de la Palabra, los feligreses formaron filas para ir hasta el lugar cercano al presbiterio a besar la cruz. Esta ceremonia no contempla despedidas, sino tan solo salir en silencio.

Finalmente como es tradición en Guatemala, se procedió al acto de descendimiento de la imagen de Jesús Sepultado, que posteriormente será ungida por Monseñor Víctor Hugo Palma, Obispo de Escuintla, seguidamente será venerada por los fieles presentes y para finalizar será llevada al anda para que en procesión solemne, sea llevada por las principales calles de Escuintla.

La lectura del Evangelio de la Pasión del Señor en los Oficios de la Santa Cruz y la homilía de Monseñor Víctor Hugo Palma, se pueden escuchar en el reproductor de audio de la parte superior.

*** *** ***

Las fotografías que se tomaron en los Oficios de la Santa Cruz, se pueden descargar a continuación:

Click en cada imagen, para verla en tamaño completo. (Se debe tomar en cuenta que son fotografías en alta resolución y dependiendo de la conexión a internet, puede demorar unos segundos en cargarse completamente)




Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir ↑