Nuestra Fe

Published on 5 agosto 2015 | by Pepe Barrascout

Nuestra Señora de Copacabana – Bolivia

Advocaciones Marianas en América: Nuestra Señora de Copacabana – Bolivia

Patrona de Bolivia, su festividad se celebra el 5 de agosto.

En menos de 20 años habrá transcurrido el primer siglo desde que la Virgen de Copacabana fuera consagrada “Reina y Patrona de Bolivia. Ocurrió el 2 de agosto de 1925, en cumplimiento del Decreto Vaticano de 28 de julio del mismo año.

La sagrada imagen de la “Virgen India” no es una aparición milagrosa sino la obra maestra de un devoto nativo de la península de Copacabana, don Francisco Tito Yupanky, nacido entre 1540 y 1550, según sus biógrafos.

Tito Yupanky, devoto de la Virgen María, perteneció a una familia orgullosa de su origen indio. Atraído por las imágenes sagradas, se inició en el arte de la escultura gracias al apoyo de su hermano que era cacique del pueblo.

El aprendizaje progresivo de las técnicas escultóricas, le dio a Tito la certeza de que podría lograr una imagen de la Virgen de la Candelaria para llevarla al templo de Copacabana, su pueblo, en el Lago Titikaka. Copacabana es en la actualidad el santuario por excelencia y el pequeño templo que conoció Tito Yupanky es hoy la Basílica de Copacabana, en la Provincia paceña de Manko Khapaj. Un legendario milagro trasladó el nombre aymara a la fastuosa “Praya de Copacabana”, en Río de Janeiro, Brasil.

Cuenta la leyenda…

…Que en la actual península de Copacabana del Lago Titikaka, había un ídolo o dios esculpido en piedra turquesa, que los nativos conocían como “Qöpaqhawana. La ubicación y el color azul de su cuerpo desmembrado de pez inmóvil lo hacían visible desde lejos. Para la gente era el dios bueno del lago y lo idolatraban todos los aymaras del lugar.

Cuando los inkas llegaron hasta el lago con “su” guerra conquistadora, qöpaqhawana fue sustituido por el sol y la luna y sobre el sitio que le había servido de pedestal y trono Tupaj Yupanky Inka fundó una ciudad destinada al descanso de los peregrinos que por allí transitaban hacia el templo del sol. A la llegada de los españoles, todos los cultos nativos fueron sometidos por el cristianismo y el dios turquesa quedó aún más lejano.

El vocablo Copacabana, castellanizado por los conquistadores españoles desplazó finalmente a Qöpaqhawana. No obstante, la religiosidad del pueblo lacustre de Copacabana parece acrecentarse con los años.

La basílica de Copacabana

Copacabana es de una religiosidad milenaria. Primero fue la idolatría y luego la fe cristiana. En tiempos de Pedro Fernández de Castro, conde de Lemus y virrey del Perú, se había extendido por toda la región andina la noticia de la Virgen Milagrosa de Tito Yupanky. Conmovido, el virrey mandó sustituir el pequeño templo. Contrató un arquitecto español y trajo maestros y operarios de Europa. En 1679, a diez años del comienzo la obra estaba terminada y los padres agustinos asumían su administración.

“El templo de Copacabana es de construcción sólida y elegante… es todo de cal y canto, de gruesos ladrillos , de una forma que indica la transición del arte de gusto moderno con cientos de rasgos de la antigua arquitectura…el conjunto de sus cúpulas y torreoncitos le dan un aspecto imponente”, de acuerdo con la descripción de De Mesa y Gisbert.

Desde el 7 de noviembre de 1940 el templo copacabaneño tiene la categoría de Basílica y desde 1842 se encuentra a cargo de los padres franciscanos.

****

Lee sobre otras Advocaciones Marianas en América


| 5 agosto 2015 | Nuestra Fe



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to Top ↑