Nuestra Fe

Publicado el 28 marzo 2018 | por Pepe Barrascout

Santa Misa Crismal

Santa Misa Crismal

 
 
00:00 /
 
1X
 

La Santa Misa Crismal se lleva a cabo generalmente el Jueves Santo de cada año y es en la cual los sacerdotes renuevan sus votos, se consagra el Santo Crisma y se bendicen todos los óleos que se utilizarán durante el resto del año en los bautismos, unciones de enfermos, confirmaciones, entre otras celebraciones.

Este año por primera vez en la Diócesis de Escuintla, la Santa Misa Crismal se celebró el Martes Santo. La celebración es presidida por el obispo y concelebrada con los presbíteros de la diócesis.

La palabra crisma proviene de latín chrisma, que significa unción. El Santo Crisma es la materia sacramental con la cual son ungidos los nuevos bautizados, son signados los que reciben la confirmación y son ordenados los obispos y sacerdotes, entre otras funciones, he ahí la gran importancia que tiene. La consagración del crisma, es considerada como una de las manifestaciones principales de la plenitud del sacerdocio del Obispo.

La materia apta para el sacramento debe ser aceite de oliva. El crisma se hace con óleo y aromas o materia olorosa. En la Catedral de Escuintla, el crisma fue aromatizado con perfume de nardo.

El rito de esta misa, de la misa crismal, incluye la renovación de las promesas sacerdotales. Tras la homilía, el obispo invita a sus sacerdotes a renovar su consagración y dedicación a Cristo y a la Iglesia.

Tras la renovación de las promesas sacerdotales se llevan en procesión los óleos al altar. Después del Sanctus se bendicen el óleo de los enfermos y tras la oración después de la comunión se bendice el óleo de los catecúmenos y se consagra el Santo Crisma.

En último lugar se lleva el Santo Crisma, portado por un diácono o un sacerdote. Tras ellos se acercan al altar los portadores del pan, el vino y el agua para la eucaristía.

A continuación el audio con la homilía de Monseñor Víctor Hugo Palma, Obispo de Escuintla, la lectura del Santo Evangelio, fue realizada por el diácono Jairo Quibajá.

Descarga el Audio

Imágenes con distintos momentos vividos durante la Santa Misa Crismal en la Catedral de Escuintla.

Arriba: asistentes a la Santa Misa Crismal. Las diferentes parroquias y comunidades acompañaron a sus respectivos sacerdotes, apoyándolos en la renovación de sus votos.

En medio: El Diácono Jairo Quibajá lee el Santo Evangelio

Abajo: Monseñor Víctor Hugo Palma, Obispo de Escuintla, al momento de pronunciar la homilía a los fieles católicos, asistentes a la Santa Misa Crismal.

Arriba: momento en que el Diácono Erky Pino, presenta al Obispo, el óleo de los enfermos, para su bendición.

En medio: a continuación, el óleo de los catecúmenos, es presentado al Obispo por el Diácono Gil Hernández.

Abajo: el Santo Crisma, es presentado por el Diácono Jairo Quibajá, para que el Obispo lo consagre.

El Obispo junto a los Sacerdotes y Diáconos que actualmente integran el presbiterio de la Diócesis de Escuintla.

*** ***

Enlaces de interés:

Para suscribirse al podcast con un podcatcher.
¿Qué es un podcast y cómo funciona?


| 28 marzo 2018 | Nuestra Fe Podcast



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir ↑