Obispo

Published on 5 mayo 2016 | by Monseñor Víctor Hugo Palma Paúl

Solemnidad de la Ascensión del Señor (C)

Palabra, Espíritu y Vida.

En aquel tiempo, Jesús se apareció a sus discípulos y les dijo: “Está escrito que el Mesías tenía que padecer y había de resucitar de entre los muertos al tercer día, y que en su nombre se había de predicar a todas las naciones, comenzando por Jerusalén, la necesidad de volverse a Dios para el perdón de los pecados. Ustedes son testigos de esto. Ahora yo les voy a enviar al que mi Padre les prometió. Permanezcan, pues, en la ciudad, hasta que reciban la fuerza de lo alto”.

Después salió con ellos fuera de la ciudad, hacia un lugar cercano a Betania; levantando las manos, los bendijo, y mientras los bendecía, se fue apartando de ellos y elevándose al cielo. Ellos, después de adorarlo, regresaron a Jerusalén, llenos de gozo, y permanecían constantemente en el templo, alabando a Dios.

Palabra, Espíritu y Vida.

Mensaje de Monseñor Víctor Hugo Palma, Obispo de la Diócesis de Escuintla, para la Solemnidad de la Ascensión del Señor (C) Lc 24, 46-53.



*** ***

Enlaces de interés:

Para suscribirse al podcast con un podcatcher.
¿Qué es un podcast y cómo funciona?




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to Top ↑