Evangelio Dominical

Published on 19 enero 2017 | by Monseñor Víctor Hugo Palma Paúl

III Domingo del Tiempo Ordinario (A)

Palabra, Espíritu y Vida.

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 4, 12-23.
Gloria a ti, Señor.

Al enterarse Jesús de que Juan había sido arrestado, se retiró a Galilea, y dejando el pueblo de Nazaret, se fue a vivir a Cafarnaúm, junto al lago, en territorio de Zabulón y Neftalí, para que así se cumpliera lo que había anunciado el profeta Isaías:

Tierra de Zabulón y Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los paganos. El pueblo que caminaba en tinieblas vio una gran luz. Sobre los que vivían en tierra de sombras una luz resplandeció.

Desde entonces comenzó Jesús a predicar, diciendo: “Conviértanse, porque ya está cerca el Reino de los cielos”.

Una vez que Jesús caminaba por la ribera del mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado después Pedro, y Andrés, los cuales estaban echando las redes al mar, porque eran pescadores. Jesús les dijo: “Síganme y los haré pescadores de hombres”. Ellos inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Pasando más adelante, vio a otros dos hermanos, Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que estaban con su padre en la barca, remendando las redes, y los llamó también. Ellos, dejando enseguida la barca y a su padre, lo siguieron.

Andaba por toda Galilea, enseñando en las sinagogas y proclamando la buena nueva del Reino de Dios y curando a la gente de toda enfermedad y dolencia.

Palabra del Señor.
Gloria a ti, Señor Jesús.

Descarga el audio

Palabra, Espíritu y Vida.

Comentario de Monseñor Víctor Hugo Palma, Obispo de la Diócesis de Escuintla, para el III Domingo del Tiempo Ordinario (C) Mt 4, 12-23.



*** ***

Enlaces de interés:

Usa este enlace para suscribibete al podcast con un podcatcher para recibirlo gratis de forma automática.
¿Qué es un podcast y cómo funciona?




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑